Peñalba de Santiago reclama regular el acceso de visitantes para evitar que se produzca un «caos»

Iglesia de Peñalba de Santiago./César Sánchez
Iglesia de Peñalba de Santiago. / César Sánchez

La falta de un agente de la Policía Municipal para regular el tráfico provocó un colapso en la pedanía ponferradina

ICAL

La presidenta de la junta vecinal de Peñalba de Santiago, Susana Rodríguez, reclamó este miércoles al Ayuntamiento de Ponferrada que «acondicione» la zona y «regule el tráfico» de entrada a la localidad para evitar que se repitan escenas de «caos» como las vividas este fin de semana, cuando la afluencia de más de 1.000 personas colapsó los accesos y las calles de la pedanía ponferradina, incluida en la guía nacional de los pueblos más bonitos de España.

Rodríguez matizó que «no se trata de limitar el número de visitantes», algo que, recordó, «ya se ha hecho en muchos lugares», sino de «organizar bien» la llegada de coches y el consecuente «atasco» en la zona. «Los coches aparcan por donde pueden y provocan problemas para acceder al pueblo», explicó la alcaldesa pedánea.

En ese sentido, las quejas de los responsables de la pedanía tienen que ver con la falta de un agente de la Policía Municipal para desviar a los coches hacia los aparcamientos auxiliares, algo que sí ha sucedido en otras fechas señaladas. «No sabemos bien lo que ha pasado en este puente», reconoce Rodríguez, que atribuye la ausencia de un vigilante de tráfico a un despiste o a la falta de personal.

Además, en una reunión que tuvo lugar a primeros de año, los responsables de la pedanía y del Ayuntamiento acordaron «regular la afluencia» en base a un calendario anual en el que estas fechas señaladas obligan a regular el tráfico. «En Semana Santa no hubo ningún problema», recordó Rodríguez, que insistió en que los accesos al pueblo necesitan acondicionarse para recibir tanto volumen de visitante. «Que no se olviden que en los puentes tiene que haber una persona aquí», remarcó.

La situación se agravó este fin de semana por la celebración de una cacería en el valle, que asustó a muchos de los visitantes, así como por las obras que se llevan a cabo en la carretera de acceso a Peñalba desde Ponferrada, para reparar los desprendimientos ocasionados a finales del verano. La Diputación de León, que ostenta la titularidad de la vía, ya avanzó que está pendiente de arreglar la pista que une Peñalba con San Cristóbal de Valdueza.

«Esto no pude estar así si quieren que la gente visite Peñalba», remarcó la presidenta de la junta vecinal, que lamentó que muchos de los visitantes del pasado fin de semana se quejasen de la situación y amenazasen con «no volver a subir».

Fotos