La Meda presenta 43 alegaciones contra el proyecto de la incineradora de biomasa de Cubillos del Sil

Manifestación contra la incineradora de Cubillos./
Manifestación contra la incineradora de Cubillos.

La asociación alerta de los peligros para la salud que podría conllevar la instalación de esta planta en la localidad berciana

LEONOTICIAS

La Asociación Socio-Cultural La Meda ha presentado un informe con 43 alegaciones contra la instalación de una planta de biomasa de Forestalia en Cubillos del Sil.

La asociación asegura que, según los datos del Estudio de Impacto Ambiental, la empresa va a incinerar 375.000 toneladas de biomasa al año (14.423 camiones de 26 toneladas). «La empresa pretende acceder a las subvenciones para producir luz con energías renovables y nos informa de que cumple con los requisitos: proyecto de incineradora de 49,9 MWe (no se pueden instalar más de 50 MWe) de biomasa (fuentes renovables). Para presentar la viabilidad de alcanzar las 375.000 toneladas de biomasa forestal que necesita para mantener su actividad, tiene que salir del Bierzo y ampliar el estudio de disposición de biomasa a un área de 45.762 kilómetros cuadrados, llegando incluso a zonas de Braganza y Miño.», explican»

La Meda asegura haberse puesto en contacto con varios expertos del sector y «todos coinciden en que nadie arriesgaría una inversión de 83 millones de euros». «Para ser rentable, la biomasa se debe extraer en condiciones muy idóneas debido al precio de la maquinaria y la mano de obra, que no puede dedicarse a la extracción de ramas muertas, tocones secos, poda de encinas…, por lo que práccamente se reduce a los restos apilados por las cortas de madera», afirman.

Estos tratamientos idóneos en todo Galicia, Asturias y Portugal tienen, según la asociación, su demanda en la industria local que minimiza los precios de transporte (10-12cm/tm por kilómetro, es decir, se incrementa entre 10-12 euros la tonelada de biomasa si viene desde Lugo capital).

También critican la omisión de alternativas en este estudio para asegurar la adquisición de la biomasa necesaria, como «la fracción orgánica de los residuos solidos urbanos (Foru)», que presenta también la característica de construir «un tipo de biomasa subvencionada por Europa para la producción de energía por incineración».

«No es posible aprovechar las basuras órganicas que se producen en Galicia porque son incineradas en Sogama, mientras que el proyecto de Residuos 2009/28/CE y Plan Nacional de Energias Renovables de España 2010-2020 Irixo fue paralizado debido a la fuerte movilización ciudadana; tampoco en Asturias, que cuenta con la incineradora de basuras de Cogersa En cambio es factible la producción de energia eléctrica con fuentes renovables aprovechando la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos del C.T.R. de San Román de la Vega», señalan.

Si se autorización la incineradora de biomasa, La Meda afirma que la empresa tiene que asumir un gasto de más de 11 millones de euros anuales (375.000 toneladas/año por 30 euros/tonelada 4) para «mantener su promesa de que el único tipo de biomasa que utilizará es forestal y agrícola». «Asumimos que la biomasa urbana no tiene coste o se recibe una contraprestacción por hacerse cargo de su gestión.», explican.

La asociación relata algunos de los peligros de la instalación de esta planta incineradora de biomasa, como la emisión de «contaminantes atmosféricos de un modo ininterrumpido durante 25 años, lo que supone la incineración de 14.423 camiones de 26 toneladas al año, el vertido continuado de aguas residuales y un aumento de los riesgos de padecer cáncer».

Por ello, han presentado 43 alegaciones al proyecto, entre las que destacan que no se autorice esta incineradora y que no se instale «bajo ningún concepto» más de 25 MWe.

Fotos