La Junta solicita una nueva autorización para el parque eólico 'Espina' tras la anulación en 2014 por el TSJ

La Junta solicita una nueva autorización para el parque eólico 'Espina' tras la anulación en 2014 por el TSJ

El Bocyl ha hecho público este contrato este miércoles y ahora se inicia un periodo de alegaciones de treinta días para este contrato que posee un presupuesto de 19 millones de euros | La Declaración de Impacto Ambiental echó este proyecto 'abajo' hace cuatro años

LEONOTICIAS

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha hecho pública este miércoles la información pública relativa a la solicitud de autorización administrativa y Declaración del Impacto Ambiental del parque eólico de la Espina, que ocupa los términos municipales de Igüeña, Villagatón y Valdesamario.

La Consejería de Economía y Hacienda someterá a información pública durante 30 días la nueva autorización administrativa y la declaración de impacto ambiental, según recoge la edición de este miércolesdel Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

El anterior expediente administrativo fue anulado por una sentencia de 2014 del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), a instancias de la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife), que se oponía al proyecto por su impacto en la población de urogallo cantábrico.

En su sentencia de 2014, el TSJ consideró que la declaración de impacto ambiental que sirvió de base al anterior proyecto no era conforme a derecho debido a «la insuficiente evaluación medioambiental del parque eólico en relación a la avifauna y en particular a la presencia de urogallo cantábrico».

El mismo argumento ya fue usado por el Tribunal Supremo en relación a otras instalaciones eólicas de la zona, al considerar que también fueron autorizadas sin valorar el impacto de su construcción sobre las poblaciones de urogallo cantábrico. SEO/Birdlife presentó un ciclo de recursos contra las «irregularidades» detectadas en los parques proyectados en el nudo eólico de Villameca, que planteaba la construcción de 22 parques eólicos más. Sólo seis fueron construidos y entraron en funcionamiento, de los cuales tres ya han sido anulados.

Este contrato, concedido a Gas Natural, tiene un presupuesto de más de 19 millones de euros, con la finalidad de «la producción de energía y eléctrica a través de nueve aerogeneradores tripala fabricados por Gamesa con limitación a 1.800 kilowatios de potencia unitario, por lo que el parque disponrá de una potencia máxima de 16,2 megawatios». La longitud del parque entre las aeroturbinas más alejadas es de unos 2,5 kilómetros.

Contenido Patrocinado

Fotos