IU Fabero califica de «irresponsabilidad política» el Plan de Saneamiento aprobado el lunes

IU Fabero califica de «irresponsabilidad política» el Plan de Saneamiento aprobado el lunes

Este Plan, implica entre otras medidas un crédito a 20 años con 3 de carencia, que supondrá un mayor endeudamiento del Consistorio faberense que, según datos del Ministerio de Hacienda

LEONOTICIAS

Izquierda Unida de Fabero califica de «irresponsabilidad política» el Plan de Saneamiento Financiero aprobado por el Pleno el pasado viernes 27 de octubre, a pesar de los votos en contra de sus dos concejales. Aunque también dicen que «no nos sorprende la medida» puesto que es la tercera operación crediticia en un año tras la de mayo de 2016 de 480.000 euros, que se renueva en mayo de 2017 con otros 480.000 euros a corto plazo, que no han servido para hacer frente a los más de 400.000 euros que se deben a proveedores y han puesto el Ayuntamiento en manos de las distintas entidades financieras con las que se suscriben los mismos.

Este Plan, implica entre otras medidas un crédito a 20 años con 3 de carencia, que supondrá un mayor endeudamiento del Consistorio faberense que, según datos del Ministerio de Hacienda, a 31 de diciembre de 2016 tenía una deuda viva de más de 2 millones de euros, cuantía que se verá incrementada al cierre del ejercicio en curso.

La alcaldesa Mª Paz Ramón y el responsable del área económica Pedro Monasterio «se escudan para justificar esta operación en la no subida de impuestos y la solicitud de un crédito1,6 millones de euros por parte del anterior equipo de gobierno que se ha empezado a pagar en esta legislatura. Premisas, no del todo reales ya que para la amortización del crédito hacen referencia a una revisión del IBI lo que generará la subida de dicho impuesto, y en lo que respecta al crédito de 1,6 millones de euros, el Partido Socialista es tan responsable como el equipo de gobierno anterior (PP y MAS), ya que dicha operación fue aprobada, con el voto en contra de los representantes de Izquierda Unida, gracias a la abstención de concejales socialistas, entre los que estaban M.ª Paz Martínez, actual alcaldesa, Pedro Monasterio, actual responsable de economía y Susana Folla, concejala de Cultura», denuncian desde Izquierda Unida.

La misma «irresponsabilidad» la trasladan al plano social ya que no es justificable como medida de ahorro la no reposición del personal que se vaya jubilando, ya que no supone una mejora para el paro municipal.

Es por ello que ruegan den marcha atrás a este «sinsentido», busquen soluciones desde el sector público para revertir la marcha de Fabero y si no se ven capaces, «dejen sus actas de concejales y convoquen elecciones anticipadas para que otras y otros desde el sector público revirtamos la situación, sin poner nuestro futuro en manos de la banca».

Fotos