Cosmos podría iniciar en un año la quema de neumáticos en desuso en la cementera de Toral de los Vados

El director de la cementera, Jaime Santoalla (2D), junto a los profesores de la ULE, Jorge Cara (I), Jorge Juan Blanes (2I), y Arsenio Terrón (D), durante la presentación del estudio./César Sánchez
El director de la cementera, Jaime Santoalla (2D), junto a los profesores de la ULE, Jorge Cara (I), Jorge Juan Blanes (2I), y Arsenio Terrón (D), durante la presentación del estudio. / César Sánchez

La ULE respalda la adecuación de las instalaciones y actuará como «vigilante ambiental» para monitorizar los efectos medioambientales que pudiera tener el uso de este combustible alternativo

CARMEN RAMOS Ponferrada

Cosmos podría iniciar en un año la quema de neumáticos en desuso en las instalaciones de la cementera de Toral de los Vados. Así lo anunció hoy el director de la planta, Jaime Santoalla, durante la presentación en la Cámara de Comercio de Ponferrada del estudio realizado por el Laboratorio de Inspección Técnica de la Escuela de Minas (Litem) de la Universidad de León que respalda la adecuación de las instalaciones para la utilización de cubiertas al final de su vida útil como combustible alternativo al coque de petróleo.

Santoalla avanzó que los trámites podrían demorarse «al menos un año» dado que la compañía deberá iniciar el proyecto para solicitar a la Junta de Castilla y León una modificación de su autorización medioambiental. Asimismo, puso el énfasis en los 12 millones de euros invertidos en la planta en los últimos cuatro años para hacer más eficientes las instalalaciones.

«Queremos dar una paso adelante adaptándonos a las normativas europeas en economía circular, entendiendo aquella como en la que nada se desperdicia», explicó el director de la cementera, que aseguró que el objetivo de la compañía es apostar por «la valoración energética» sustituyendo un combustible fósil tradicional por otro alternativo preparado a partir de residuos que es «una energía renovable», subrayó.

Desde Cosmos entienden que este cambio permitirá a la planta de Toral de los Vados «ser mas competitiva y más sostenible cumpliendo todas las normativas europeas en materia medioambiental», apuntó el director de la cementera berciana que recordó que existen numerosos estudios europeos que avalan que el uso de combustibles derivados de residuos no incrementan el nivel de emisiones frente al uso de los tradicionales. «Quien sustituye parte de un combustible tradicional por otro alternativo no tiene ningún impacto en el entorno», subrayó. Un extremo que la compañía quiere dejar patente, además, con el estudio encargado a la Universidad de León en un intento de «comunicar cada paso para demostrar que no hay afección y que nuestro nivel de emisiones no va a cambiar», aseveró Santoalla.

Los expertos de la ULE han recogido más de 60 muestras de suelo y materia vegetal que suponen un «punto de partida» para comparar los posibles efectos que podría tener a lo largo de los años sobre el medioambiente y los cultivos una vez que la cementera comience a quemar neumáticos en desuso como combustible alternativo. Asimismo, el profesor de Botánica, Arsenio Terrón, explicó que también se realizarán mediciones sobre la calidad del aire analizando líquenes ubicados en la zona y otras muestras que fueron transplantadas en el mes de junio desde Los Ancares, una especie que sufre especialmente los efectos de la contaminación por ácido.

En este sentido el profesor Jorge Cara, coordinador del estudio dejó claro que desde la Universidad de León «actuaremos como vigilantes ambientales y haremos que los datos sean accesibles a todo el mundo».

Contenido Patrocinado

Fotos