Condenan a siete años y medio de prisión al berciano que mató a su sobrino por unas castañas

El homicida del crimen de las castañas durante el juicio. / Campillo

En virtud del veredicto de culpabilidad emitido por el jurado popular, se condena al autor de un delito de homicidio consumado y se le prohíbe residir en la localidad

R.FARIÑAS

El juez encargado de llevar a cabo el juicio por el crimen del robo de unas castañas del Bierzo, donde un hombre había acabado con la vida de su sobrino, ha emitido su fallo tras haber sido declarado culpable por el jurado popular.

D.S.G. ha sido condenado a siete años y seis meses de prisión como autor de un homicidio consumado el pasado mes de octubre de 2015.

Además, a ello se suma una pena accesoria de inhabilitación especial de derecho a sufragio pasivo durante el tiempo de condena; la privación del derecho a residir en la localidad de San Juan de Palazuelas durante 15 años; prohibición de aproximarse y acercarse al domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por su hermana y madre de la víctima y la prohibición de comunicación con la misma.

También deberá hacer frente a una indemnización de 110.000 euros a su hermana y 6.000 euros a sus sobrinos, los hermanos del asesinado.

Las penas que se habían solicitado desde la acusación particular y la fiscalía eran de 10 años de prisión; mientras que su defensa pedía una pena de 5 años.

El jurado popular había apoyado las teorías de tres atenuantes en cuanto a la confesión del condenado, por unanimidad; y por mayoría que se encontraba en estado de embriaguez y que lo hizo como defensa ante el miedo a una agresión de su sobrino.

Por ello, la abogada de la defensa salía de la sala con cierta emoción al escuchar el resultado del veredicto. «La defensa tenía la esperanza de obtener este resultado, pero las expectativas han sido superiores a lo que esperábamos».

Fotos