Camponaraya ofrece su suelo industrial a los empresarios que abandonen Cataluña

Vista del centro de Camponaraya.

Morán aclara que este planteamiento a los empresarios catalanes se hace «desde la responsabilidad y nunca desde la interferencia»

ICALLeón

El alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán, envió una carta al presidente de los empresarios de Cataluña, Josep Bou, para ofrecer los recursos de suelo industrial en el municipio a aquellas empresas que tomen la decisión “negativa” de abandonar, aunque sea tan solo de forma temporal, su actividad en Cataluña.

El regidor del municipio berciano recoge así el guante lanzado por el presidente de los empresarios catalanes que recientemente expresó su preocupación por la deslocalización empresarial que se está produciendo en Cataluña debido a “la inseguridad jurídica” que está generando “una zozobra” que está llevando a los empresarios a tomar decisiones “negativas”.

En esta misiva, Morán recordó que el municipio de Camponaraya cuenta con 100.000 metros cuadrados de suelo industrial, una superficie que es ampliable, y que lo distingue del resto de asentamientos industriales de la zona gracias al acuerdo de colaboración suscrito a finales del año pasado entre la Universidad de León (ULE) y el propio Consistorio para dotar a ese suelo de la innovación necesaria que requieran las empresas a través del capital científico e investigador de la institución académica.

Morán también puso de relieve el “estratégico” enclave geográfico en el que se encuentra el municipio de Camponaraya dentro de un entorno “idóneo” para el mercado interior, pero también para el europeo y “para todos los aspectos de la vida económica”. Además, se resaltó el “entorno estable” en el que se localiza y en el que el consenso social desde un punto de vista laboral configura “un marco seguro”.

El alcalde de Camponaraya aclaró que este planteamiento se realiza “dentro de un proceso de deslocalización efectiva y sin marcha atrás para alguna de esas empresas” ya que, de lo contrario, estimó que resultaría “arrogante” y sin intención de competir “con un gigante territorial” porque aunque El Bierzo cuenta con “una larga tradición industrial”, Morán lamentó que “nunca será Cataluña”. De ahí que el municipio berciano quiera convertirse en “un apoyo más” a las decisiones de deslocalización para que las empresas que así lo decidan “sigan creciendo y generando riqueza para todos”. “La idea de este planteamiento se hace desde la responsabilidad y nunca desde la interferencia”, concluyó.

Fotos