La DO Bierzo insta a los alcaldes a exigir la limpieza de fincas para combatir la plaga de conejos

Plantaciones del Bierzo dañadas por la plaga de conejos. /César Sánchez
Plantaciones del Bierzo dañadas por la plaga de conejos. / César Sánchez

Entiende que es una medida importante para reducir la población y asegura que los cazadores tienen la «responsabilidad patrimonial» en los cotos que gestionan

CARMEN RAMOS Ponferrada

La presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Misericordia Bello, hizo hoy un llamamiento a los alcaldes de la comarca para que insten a los propietarios de fincas abandonadas a limpiar sus terrenos a fin como medida para atajar la plaga de conejos que está causando importantes daños en las plantaciones de frutales y viñedos del Bierzo.

«A mí lo que me gustaría es que los alcaldes ordenaran las limpiezas de las parcelas abandonadas de los propietarios particulares, porque esto nos afecta mucho», indicó Bello, que entiende que ello «ayudaría a devastar la plaga».

Desde el sello de calidad de los vinos del Bierzo consideran que todas las medidas que se tomen son pocas para acabar con un plaga que podría tener consecuencias aún más nefastas para el campo de cara a la primavera dado que es una época en la que «los conejos proliferan muchísimo, es algo imparable», señaló. Por ello cree que hay que reforzar las actuaciones encaminadas a erradicarlos. «Tenemos que atacarlos desde todos los flancos para acabar con ellos», apuntó Bello consciente de que «aunque nunca se acabarán pero sí bajará la población».

Por lo que respecta a los cotos, la presidenta de la DO considera que los cazadores «tienen la responsabilidad patrimonial» sobres los montes que gestionan, por lo que cree que «tienen que hacerse cargo». Asegura, además, que desde la Junta «no está poniendo impedimentos» a los cazadores ya que «tienen la veda abierta permanentemente», incluso en la caza con hurón, animal que se introduce en las madrigueras, expulsa a sus habitantes y permita las capturas de conejos. «Eso devasta muchísimo», reseñó.

Misericordia Bello aseguró que al Consejo Regulador nos consta que los cotos ya están pidiendo permisos y están cazando» independientemente que ya la Diputación ha comenzado los trabajos de limpieza de la carreteras de su titularidad. Confía, además, en que la Junta inicie también pronto estas labores que afectarán a la carretera que se extiende entre Camponaraya y Villafranca.

Contenido Patrocinado

Fotos