eL BIERZO, EPICENTRO DE LA FALSA CARNE DE CABALLO

El holandés, Johannes Fasen, protagonizó un escándalo en 2013 por comercializar carne equina como si fuera de vacuno desde Toreno; ahora, vuelve a ser investigado por vender carne de caballo de recreo como si fuera de abastos

El Seprona durante un análisis de carne equina./
El Seprona durante un análisis de carne equina.
LEONOTICIAS

Su historia se retrotrae hasta 2013. El holandés Johannes Fasen había protagonizado en 2013 un escándalo cuyo origen llevaba la investigación hasta Toreno –y salpicaba a Astorga-. El tulipán, más conocido como Jan, era el epicentro de una red que vendía carne de caballo etiquetada como que fuera de vacuno por una decena de países de Europa.

El País ha vuelto a destapar este caso para recordar que, tres años después de aquel fraude, Fasen volvía al matadero de Toreno, donde se investigan irregularidades en al comercialización de carne de equipo.

Ahora se investiga un presunto delito contra la salud pública porque la carne comercializada no es apta para el consumo humano. Se trata de la Operación Gazel y Jan Fasen está en el medio de todas las diligencias abiertas por la Guardia Civil.

La juez de instrucción de Ponferrada cree que él es el cerebro del entramado y, por ello, mandó al holandés a prisión, al igual que siete detenidos más, según fuentes de la investigación. Los delitos por los que se les acusa son numerosos: Delito contra la salud pública, falsedad documental, blanqueo de capitales y asociación criminal. El periódico El País señala, en su edición digital que, según las primeras estimaciones, habría logrado unos beneficios de 20 millones de euros.

Los cálculos que ha llevado a cabo la Ucoma se considera que la trama sacrificó en un año alrededor de 18.000 caballos en los tres mataderos implicados: el de Toreno, Astorga y Segovia.

La segunda parte del entramado

Ahora, el problema se encuentra en la procedencia de los equipos. Según las investigaciones, se sacrificaban caballos de recreo a los que hacían pasar por origen para el abasto –los que son legales para el consumo-.

Una serie de llamadas telefónicas hizo saltar la voz de alarma. Una de las intervenciones, a las que ha tenido acceso El País, resalta como Jan Fasen y Patrice G.S. hablan de una partida con «melanosis» que se detecta en Bélgica. «Me han mandado un email (…) Dicen: no quiero nada más de España porque es una mierda», le dice Fasen a Patrice. Junto a ellos, está en el entramado Jerri V.D., quien se encuentra detenido en Bélgica.

Cuando El País desveló la implicación del holandés en este caso, la Comisión Europea se mostró «sorprendida» de que Fasen volviera a estar en el medio de esta trama, como ya lo estuvo en 2013 «en la crisis de la carne de caballo», que obligó a la Euro Zona a tener controles de sanidad mucho más estrictos.

Fotos