El Bierzo anota el mayor descenso en la lista quirúrgica pero duplica la espera de León, con 126 días

Bajan las listas de esperar en los hospitales de la provincia. /
Bajan las listas de esperar en los hospitales de la provincia.

El Hospital de León anotó un descenso del 13%, frente al centro berciano que alcanzó un 41% y mantiene una espera de 126 días

ICAL

La lista de espera quirúrgica se situó en 27.495 pacientes al cierre del tercer trimestre, lo que supone un 14,18 por ciento menos que en el mismo periodo de 2016, cuando la conformaban 32.041, es decir, 4.546 enfermos menos. Además, la demora media fue de 89 días, 15 menos que hace un año, lo que representa un descenso del 14%, según los datos publicados este lunes por la Consejería de Sanidad.

Sin embargo, la lista creció en relación al segundo trimestre un 5,7 por ciento, al sumar 1.503 usuarios en espera para entrar en quirófano, como la demora media, que aumentó en nueve días entre junio y septiembre. La Consejería señaló que el incremento en los meses de verano se debió a la “menor actividad” de los hospitales, aunque indicó que el desarrollo del Plan de reducción de demoras, Perycles, continúa su evolución según los plazos y resultados previstos.

En este sentido, Sanidad remarcó que nueve de los 14 hospitales públicos de la Comunidad ya se encuentran, incluso tras este periodo estival, con demoras medias que no llegan a los 71 días, cifra señalada como objetivo para finales de este año. También indicó que en la actualidad, ningún paciente calificado como prioridad 1 –casos graves- esperó más de 30 días para ser intervenido en el tercer trimestre.

La lista de espera descendió en todos los hospitales en relación al tercer trimestre del pasado, excepto en el de Soria, donde aumentó un 11,04 por ciento, al sumar 66 pacientes, con un total de 664 y el de Palencia, con un 2,8 por ciento más y 23 más, lo que deja el registro en 822. La lista más abultada es la del Hospital de Salamanca con 6.189 pacientes, que descendió un 2,96 por ciento en relación a 2016.

El descenso más elevado fue el registrado en el Hospital del Bierzo, con una caída del 41,52 por ciento, al restar 1.535 enfermos de la lista, que se sitúa en 2.162. Le siguió el Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos), con un 28,3 por ciento menos de enfermos esperando para ser operados, con 488; el de Ávila, con una rebaja del 23,9 por ciento y 1.215 pacientes; el Clínico de Valladolid, con un 22,8 por ciento menos y 2.675; el de Burgos, con un 17,8 por ciento menos y 3.266; y el de Medina del Campo, con un 17,5 por ciento menos y 400 pacientes.

Menores fueron los descensos anotados por el Hospital Universitario de León, que redujo un 13,8 por ciento los pacientes en espera quirúrgica, con un total de 1.215. Le siguió el Santiago Apóstol de Miranda de Ebro (Burgos), con un 8,8 por ciento menos y 554; el de Zamora, con un 4,39 por ciento menos y 1.524; el de Segovia, con un 2,5 por ciento menos y 1.449 pacientes, y el Río Hortega, con un 1,77 por ciento menos y 2.714.

Respecto a la demora, solo el Hospital de Salamanca, con 145 días; y el del Bierzo, con 126, son los que superan la media autonómica de 89 días. El Río Hortega registró una espera de 87 días, seguido por el Santiago Apóstol (80); el Clínico de Valladolid (74); el de Burgos (69); el Santos Reyes (65); el de León (64); los de Segovia y Zamora (61), y el de Ávila (60). Por el contrario, destacan los complejos de Palencia, Soria y Medina del Campo por presentar la demora más baja, que fue de 30, 40 y 45 días, respectivamente.

Especialidades

Las especialidades que incorporan mayor número de pacientes son traumatología (7.970), oftalmología (5.357) y cirugía general y digestiva (4.786), que en conjunto suponen el 66 por ciento de los pacientes en espera. Además, presentaron una demora media de 115 –la más alta de todas-, 59 y 85 días, respectivamente. Le siguieron otorrinolaringología, con 2.439 pacientes y 76 días; cirugía plástica, con 1.308 y 105 días, y dermatología, con 1.087 enfermos y 69 días.

Los procesos más frecuentes fueron cataratas, artrosis y hernias, que representan el 31 por ciento de todos los casos.

Evolución positiva

Sanidad destacó la evolución “positiva” de las medidas de Perycles, como la reducción de suspensiones quirúrgicas, incremento del tiempo de utilización de los quirófanos, mejoras en la organización de las áreas quirúrgicas. Además, indicó que trabaja en el análisis de la variabilidad en las indicaciones quirúrgicas.

En conjunto, la tasa de indicación quirúrgica en los hospitales de Sacyl es de 51,3 por 1.000 habitantes, aunque existen diferencias entre los hospitales en función de su nivel y complejidad. Como es previsible, los hospitales con servicios quirúrgicos de referencia presentan mayores tasas de indicación: 61,2 por mil habitantes en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid o 57,2 en el Hospital Universitario de Burgos.

La Consejería remarcó que ha detectado diferencias “significativas” entre hospitales del mismo nivel o complejidad. Algunos centros duplican las tasas de indicación respecto a hospitales similares; en particular en Ginecología, Obstetricia, Otorrinolaringología, Traumatología y Urología. En la medida en que, con carácter general, las características de la población atendida son similares, esta variabilidad obedece, en cierto modo, a criterios clínicos diversos.

Otros indicadores, como la proporción de pacientes vistos en consulta a los que se indica una intervención quirúrgica, confirman esta variabilidad. Por ello, la Gerencia Regional de Salud está trabajando con los servicios quirúrgicos para analizar estos datos y reducir la variabilidad en las indicaciones quirúrgicas atendiendo a las recomendaciones de las sociedades científicas y los protocolos más avanzados.

Temas

Sanidad

Fotos