La asociación La Meda lamenta el apoyo de la ULE a la «incineradora» de Forestalia en Cubillos del Sil

Imagen de una planta de Forestalia./
Imagen de una planta de Forestalia.

Consideran que la instalación de la planta puede ser «muy didáctica» para la Universidad como ejemplo de los «riesgos» de la «especulación» con los recursos naturales

ELBIERZONOTICIASCubillos del Sil

La Asociación Socio-Cultural La Meda lamentó hoy el apoyo de la Universidad de León a la «incineradora» que pondrá en marcha la empresa Forestalia con la planta de biomasa de Cubillos del Sil. El colectivo salió al paso de las acusaciones de la subdirectora de la Escuela de Ingeniería Agraria y Forestal del Campus del Bierzo, Flor Álvarez Taboada, asegurando que apoyan «el desarrollo del aprovechamiento de biomasa», pero «no la especulación».

Desde el colectivo desconocen en qué se basa Álvarez Taboada para acusarles de oponerse a la instalación por «desconocimiento» del uso de la biomasa y afirmar que «desacreditamos su uso de forma genérica». Tampoco entienden que desde la EIAF se apoye la puesta en marcha de la planta y al mismo tiempo se reconozca el desconocimiento de los detalles técnicos del proyecto.

«El intento de implantación de esta incineradora puede ser muy didáctica en la Universidad como ejemplo de los riesgos que supone la especulación con los recursos naturales, pero no para una defensa apriorística y basada en el desconocimiento», señalan.

En cuanto a los aspectos forestales del proyecto, La Meda asegura que «no existe ninguna legislación en Castilla y León que garantice la sostenibilidad de la biomasa y su uso subordinado a las exigencias de la industria maderera», algo que «en Escandinavia en su día provocó la deslocalización a países del este de sus empresas», recuerdan.

Asimismo, aseguran que el gobierno autonómico está apoyando una incineradora «que supera el doble (50Mw) del límite superior establecido por el Plan de la Bioenergía de Castilla y León (25 Mw) para evitar daños contra los recursos». Además, entienden que se subvenciona su uso justificándolo en la lucha contra el cambio climático cuando, a la vez, «el Estudio de Impacto Ambiental propone el transporte de biomasa para su incineración, con el consiguiente incremento de emisiones, incluso desde Portugal», añaden.

La Meda pide a los representantes de la ULE que se informen también de los «riesgos contra la salud de las personas que puede provocar una incineradora de estas características», que se ha proyectado «en un lugar que reúne pésimas condiciones atmosféricas y de contaminación de fondo». Le invitan, además, a conocer los datos epidemiológicos de estas poblaciones «históricamente castigadas por la contaminación y las radiaciones electromagnéticas».

Contenido Patrocinado

Fotos