Leonoticias

La osa, atrapada en el lazo de acero. Junta de Castilla y León
La osa, atrapada en el lazo de acero. Junta de Castilla y León

La osa parda de Cariseda estaba sana y falleció por el ahorcamiento con el lazo ilegal

  • La necropsia, realizada en la madrugada del domingo al lunes en la Universidad de León, también refleja que sufrió alteraciones a nivel intestinal al intentar deshacerse de la trampa | El cuerpo del animal fue encontrado cuando llevaba muerto entre 24 y 48 horas

La hembra de oso pardo encontrada muerta ayer en la localidad de Cariseda (Peranzanes) gozaba de buena salud antes de su muerte. Esta es una de las conclusiones a las que llegan los expertos que en la madrugada del domingo al lunes realizaron la necropsia al cuerpo sin vida del animal en la Universidad de León.

Fruto de ese estudio postmortem se extrae también que la asfixia con el lazo ilegal en el cuello fue la causa de la muerte, de la que intento escabullirse como muestran diversas alteraciones encontradas a nivel intestinal, como apuntan fuentes de la Universidad. Igualmente se extrae que la osa podría llevar entre 24 y 48 horas muerta cuando la encontraron.

Como se recordará, a final de la mañana del domingo fueron localizados los restos de un ejemplar de oso en la localidad de Cariseda, en Peranzanes provincia de León. Tras el aviso del agente medioambiental de la Junta de Castilla y León, se personaron en el lugar del hallazgo el equipo de León del Seprona, más agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León y un técnico de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León. Allí se comprobó que se trataba de una hembra adulta de oso pardo cantábrico muerta en un lazo de acero, similar a los empleados para capturar jabalíes de forma ilegal.

Tras realizar las oportunas diligencias en el terreno se procedió a levantar los restos para su traslado al Hospital Veterinario de la Universidad de León donde se le practicó la necropsia.

El operativo de agentes medioambientales, celadores y Guardia Civil ha procedido además a inspeccionar la zona donde ha aparecido el cadáver, con el fin de localizar indicios que ayuden a encontrar al dueño de estas trampas ilegales.