Leonoticias

Pasan a disposición judicial la faberense que simuló su secuestro y su cómplice

Vanesa, junto a la que fuera su letrada, Emilia Esteban.
Vanesa, junto a la que fuera su letrada, Emilia Esteban.
  • A lo largo de la mañana de este jueves, el magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada les tomar declaración para decidir sobre su situación personal |Está previsto que se le asigne a Vanesa un abogado de oficio

Vanesa, la faberense que simuló su propio secuestro y que acusó a su expareja de echarle pegamento a su vagina, pasará a disposición judicial a lo largo de la mañana de este jueves junto a su cómplice, un varón de 26 años, tras comprobarse con pruebas “fehacientes” que se trataba de un delito simulado.

Está previsto que el magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada les tome declaración para decidir sobre su situación personal. Asimismo, a lo largo de esta mañana a Vanesa se le asignará un abogado de oficio después de que su letrada Emilia Estaban presentase el escrito de renuncia a su defensa al sentirse “engañada y traicionada”.

"Dos hombres me raptaron y me llevaron al sótano de mi expareja. Allí me roció la vagina con pegamento. Después me abandonaron semidesnuda en una zona oscura y sombría de Bembibre aunque su intención era dejarme en las vías del tren para que me atropellaran. Aún no sé por qué se echaron para atrás”.

Es el relato en primera persona de Vanesa, que estremeció al Bierzo y a España entera con una brutal agresión que, sin embargo, fue fruto de un plan que minuciosamente urdió. Es el relato de una víctima convertida, de la noche a la mañana, en verdugo.

De víctima a verdugo

La Guardia Civil de Ponferrada detenía en la mañana del miércoles a esta faberense tras una ardua investigación que permitió comprobar “fehacientemente” que se trataba de un delito simulado, ideado por la presunta víctima “para perjudicar a Iván R.G. La confesión de su colaborador, un joven de 26 años que también fue detenido, echó por tierra el relato de esta mujer, que pasará a disposición judicial este martes y que en el momento de la detención se encontraba en los Juzgados de Ponferrada, citada a una prueba con el perito forense.

Paralelamente, los Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº5 de Ponferrada, competente en materia de Violencia de Género, decretaron la libertad de su expareja que se encontraba en prisión el pasado jueves como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer. Petición de libertad a la que se ha sumado la Fiscalía de Ponferrada, según confirmó el fiscal jefe del área de Ponferrada, Jacinto Fernández, que además decretó el sobreseimiento de las actuaciones al corroborar que los hechos denunciados “eran simulados”.

Asimismo, se ha abierto una investigación en torno a la figura de la mujer por los delitos de denuncia falsa y simulación de delito ante la “existencia de pruebas” de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella después de que su colaborada en esta simulación confesase todos los hechos.

La Fiscalía ya ha anunciado que presentará los indicios oportunos para la apertura de un nuevo procedimiento en el que, conforme al código penal, Vanesa se enfrentaría a una pena de entre dos años y seis meses y a una multa de hasta 24 meses. A título personal, Jacinto Fernández ha remarcado la necesidad de que exista una distinción que agravase la pena en los supuestos en los que una denuncia falsa haya producido una situación de prisión.