Leonoticias

La Junta pide dejar actuar a la justicia en el caso de la mujer de Fabero para «ver qué derivó» la falsa denuncia

  • Marcos rechaza que una «situación anómala y excepcional» se generalice a las mujeres que sufren violencia de género

La Junta de Castilla y León pidió este jueves que se deje actuar a la justicia en el caso de la mujer de Fabero para ver qué “derivó” la denuncia falsa contra su expareja por lo que declara en el Juzgado de Ponferrada y la Guardia Civil realizó un registró en su vivienda situada en esa localidad leonesa.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz, Milagros Marcos, defendió que una “situación excepcional y anómala no se puede generalizar y extrapolar” a otras mujeres víctimas de violencia de género y recordó que el número de denuncias falsas es mínimo.

Tras remarcar que el sistema de protección y atención a las víctima de violencia de género actúa y está institucionalizado, apeló a una reflexión de toda la sociedad para analizar por qué ocurren estas conductas, a la vez que rechazó cualquier manifestación de agresión y violencia y estimó que ello no debe desanimar a no denunciar.

Marcos explicó que a cualquier persona víctima de violencia de género se la ofrece desde la Junta todos los mecanismos de ayuda, como en el caso de la mujer de Fabero -la denuncia la realizó en Bembibre-, y remarcó que llevaba una pulsera por lo que “ha sufrido malos tratos”.

Ante la situación actual, acusada de denuncia falsa contra su expareja, insistió en esperar a la investigación judicial para conocer por que se ha podido producir el hecho y en no extrapolar una “situación anómala y excepcional” a todas las mujeres que viven malos tratos.