Leonoticias

Camponaraya formaliza la cesión gratuita de la Casa Ucieda para fines museísticos y culturales

  • El edificio del siglo XVIII se asienta en una parcela de 2.000 metros cuadrados en la que también destacan la 'casa moruna' y el jardín

El Ayuntamiento de Camponaraya ha formalizado la cesión gratuita de la casa señorial de los Olmo-Osorio, más conocida como Casa de los Ucieda, por medio de una escritura de donación que pone la primera piedra del proceso de adecuación y puesta en valor para dedicar el edifico a fines museísticos y culturales. El acuerdo supone que el consistorio pasa a ser propietario de una de las joyas arquitectónicas con que cuenta el municipio, un edificio construido en el siglo XVIII y que ha llegado hasta nuestros días con un conjunto que se asienta sobre una parcela de 2.000 metros cuadrados.

Con la incorporación de esta casa señorial al patrimonio municipal, el consistorio pretende que este edificio sirva de “revulsivo turístico para el municipio así como para la creación de empleo”. En ese sentido, los responsables municipales tienen previsto efectuar una rehabilitación tanto en el exterior como en el interior de la edificación. Estas obras se realizarán mediante los talleres de empleo que impulsa la Junta. Tras las obras, la casa señorial pasará a denominarse Casa Señorial de Ucieda-Osorio, siempre que reciba el visto bueno del pleno del Ayuntamiento. La donación de la casa señorial ya se había aceptado en vía administrativa en el Ayuntamiento de Camponaraya y el trámite de ayer, efectuado ante notario, sirvió para cerrar la cesión del edificio al consistorio por parte de Carlos Ucieda, el último propietario de las instalaciones

Un edificio del siglo XVIII

La Casa de los Ucieda es una edificación en forma de ele, que se levanta en dos plantas. La planta baja conserva parte de lo que en su día fue la bodega que la familia empleó para la elaboración de vino, y la segunda planta era la vivienda familiar. A día de hoy, cuenta con un grado de protección integral dentro de la normativa de protección patrimonial, estando incluida a su vez en el ámbito de protección del Conjunto Histórico del Camino de Santiago (Decreto 324/199), y los escudos de su fachada, como objetos de valor histórico-artístico, cuentan con protección genérica de BIC, según el Decreto 571/1963 de 14 de Marzo.

La casa señorial tiene una fachada revocada con un llagueado que imita el despiece de grandes sillares. El zócalo deja mampostería vista, y la fachada principal cuenta con un doble acceso, el principal en arco de medio punto y el secundario adintelado. En la primera planta dispone de tres balcones con rejería, y en una de las fachadas laterales presenta un cuerpo volado de corredor en madera, con cubierta de pizarra.

Como edificación anexa al conjunto, destaca la 'casa moruna', que debe su nombre según la tradición popular, al hecho de que fuera lugar de descanso en el paso de algún mameluco napoleónico en su persecución al ejército británico en las Guerra de Independencia. También destaca el jardín, que aunque ahora en estado de abandono, en su día albergó algunas especies singulares.