Leonoticias

vídeo

San Pedro de Paralela tras el brutal incendio de este lunes. / César Sánchez

El fuego del Bierzo se mantiene activo y que deja una herida de 3.000 hectáreas de «gran valor medioambiental»

  • La evolución favorable del fuego evita riesgo para las poblaciones cercanas después de que las cuadrillas trabajaran toda la noche | La jornada de este martes hace visible el «dantesco» escenario que ha dejado el incendio | La Junta aún no lanza un cifra oficial de las hectáreas calcinadas aunque ya se habla del incendio más grave de este año en la Comunidad

El fuego ha abierto una herida en El Bierzo que tardará años en cicatrizar. El brutal incendio que puso en jaque tres poblaciones de la comarca se mantiene activo y las estimaciones iniciales apuntan a que ya son cerca de 3.000 las hectáreas calcinadas en un entorno natural, hoy convertido en un paisaje desértico cubierto de ceniza y con un fuerte olor a humo.

Daños que se cuenta por miles según lamenta los vecinos. El soto de castaños de Argayo ha sido una de las zonas más afectadas por el daño que, a falta de una confirmación oficial, ha calcinado numerosas hectáreas de bosque de robles y pinos. A ello se suma, la destrucción por completo del bosque húmedo de laurisilva de Fabero, único junto con el de Canarias en toda Europa.

Precisamente, fue en Fabero, Precisamente fue en Fabero, concretamente en Bárcena de la Abadía, donde se inició un fuego que ha provocado serios daños en la captación de agua y que mantiene vetado su consumo. Daños en las márgenes del río, en el tendido eléctrico y en diferentes edificacione, que ha obligado al Ayuntamiento a solicitar a la Junta de Castilla y León y al Gobierno la declaración de zona catastrófica y la habilitación de una línea de ayudas.

Un municipio donde aún es palpable la angustia vivida por sus vecinos que se mantiene en alerta ante el temor de que las llamas se vuelvan a avivar. Preocupación y cansancio entre los vecinos de San Pedro de Paradela, la localidad más afectada por el fuego, que sin embargo hoy recuerdan la suerte que tuvieron porque el fuego no entró en ninguna casa, de ser así, «hubiera sido imposible detenerlos».

Justicia

Un municipio que lamentablemente está acostumbrado al horror del fuego después de registrar 22 incendios en los dos últimos meses. De ahí que su alcaldesa no duda en mostrar su convencimiento sobre que detrás se esconde la madre del hombre. “Hay dos vecinos que vieron claramente tres focos y siguiendo la trayectoria de este verano es evidente que es intencionado”.

Convencimiento que también sostiene el alcalde de Páramo del Sil, Ángel Calvo, que ha condenado con dureza la actuación de los pirómanos y ha confiado en que pronto la Guardia Civil “detenga al sin vergüenza que ha provocado un daño irreparable en esta zona”. Un municipio que también ha sufrido daños en las captaciones de agua.

Un incendio que, tras alcanzar el nivel 2 de peligrosidad que obligó la evacuación de una veintena de vecinos de las localidades de San Pedro de Paradela, Argayo y Fresnedelo, actualmente está en ‘nivel 0’ aunque se mantiene activo y son numerosos medios terrestres los que están desplegados en la zona para intentar controlar las llamas a las que ha puso veto las primeras lluvias de septiembre que nunca habían sido tan bienvenidas como en estos días.

Lluvia bien recibida

Numerosos medios terrestres han trabajado durante toda la noche dando contrafuego y perimetrando la zona con máquinas para evitar que el fuego volviese a acercase a las localidades vecinos, donde ya no se aparecía peligro para las poblaciones.

Unas tareas a las que a primera hora de este martes se han sumado diversos medios aéreos y se ha procedido a los relevos de las cuadrillas y de los miembros de la UME, y se han enviado dos convoyes de Valladolid.

A ello se ha sumado la lluvia caída desde primera hora de este martes que frenado el avance del incendio. Y es que nunca fue tan bienvenida como en esta jornada en la que los vecinos de la zona han dormido con un ojo entreabierto ante el temor a las llamas.

Finalmente, minutos después de las 10.00 horas, las patrullas de la UME se han retirado del lugar donde se mantienen numerosas cuadrillas trabajando para intentar dar por controlado este incendio que, según los primeros indicios, pudo ser intencionado.

Una jornada en la que el Bierzo intenta recobrar poco a poco el pulso diario y en el que visible el escenario “dantesco” que ha dejado este virulento incendio que aún está pendiente de perimetraje pero que ha causado incalculables daños en el medio ambiente, principalmente en parajes de gran valor como el Souto, Piedrafita y el Campiño.