Leonoticias

Fabero solicitará ayudas a la Junta para paliar los daños

El agua para consumo en el municipio de Fabero, prohibida para su consumo debido a la contaminación del río Cúa que abastece al municipio por el incendio de ayer
El agua para consumo en el municipio de Fabero, prohibida para su consumo debido a la contaminación del río Cúa que abastece al municipio por el incendio de ayer / César Sánchez
  • El Ayuntamiento realizará una petición extraordinaria a la consejería de Medio Ambiente a fin de que los afectados puedan recuperar los enseres y pajares calcinados por el fuego

El Ayuntamiento de Fabero solicitará ayudas a la Junta de Castilla y León para paliar los daños ocasionados por el incendio de este lunes. El equipo de gobierno de la localidad se ha reunido este lunes con el fin de dirigir una petición extraordinaria a la consejería de Medio Ambiente para que los afectados puedan contar con el apoyo económico que les permita poder recupera los pajares y enseres calcinados por las llamas.

"Los vamos a hablar hoy que tenemos reunión los concejales del equipo de gobierno y posiblemente hagamos una petición extraordinaria", ha explicado la alcadlesa, Mª Paz Ramón dado que "tenemos que saber para esas personas que se les han quemado los enseres y los pajares y todas las herramientas que allí tenían si hay algún tipo de ayuda que les puedan facilitar otra vez esa adquisición", ha subrayado.

Ramón ha anunciado que mantendrá también contactos con los alcaldes de Páramo del Sil y Peranzanes, municipios en los que el fuego también ha dejado un panorama dantesco, a fin de que se unan a la petición. "Hablaremos también con el alcalde de Páramo y el de Peranzanes, porque también ha quedado aquello desolado".

En este sentido, la regidora municipal de Fabero ha avanzado su intención de trasladar su petición de forma directa con el tituolar de Medio Ambiente del Gobierno regional, Juan Carlos Suárez-Quiñones a fin de que se haga eco de la situación. "Nos pondremos en contacto con el consejero de Fomento a ver si existe alguna posibilidad y a ver qué tipo de ayudas sobre todo para estas personas que han perdido enseres y herramientas y material, que, además, es algo personal", recalca.

"Es una tragedia medioambiental"

La alcaldesa de Fabero reconoce que el panorama es desolador y ha supuesto un verdadero desastre medioambiental para el municipio dado que el fuego devastó su pulmón verde, una extensa zona de robles y sotos de castaños que tiene claro que "tardarán mucho tiempo en recuperarse".

"La verdad es que la riqueza que nosotros teníamos de robledal, de castaños, nosotros y todos estos pueblos, tanto Argayo como Anllares como Fresnedelo como Fabero eso va a ser incalculable esa reposición y para nosotros es una tragedia medioambiental muy grave, muy grave, y vamos a tomar medidas", ha avanzado la regidora.

Todavía con el recuerdo caliente de una jornada de pesadilla, Mª Paz Ramón reconoce que "cuando pasó al soto de Argayo yo temía porque sabía que se metía en San Pedro iba a ser conflictivo, porque es un pueblo con mucha vegetación, muy rodeado de castaños y de árboles, no me podía imaginar cómo lo podían estar pasando", señala Ramón que comenzó a ver el intenso humo en las proximidades del pueblo cuando regresaba de un viaje.

"Venía de Degaña por Anllarinos y ví aquel humo ya era intenso, pero no había llegado a San Pedro, estaba todavía en Bárcena y aquello en minutos fue como la pólvora, fue como un volcán, eran llamas y llamas y cada vez era más fuertes y no paraba, se hizo como un túnel entre Bárcena y San Pedro y era inviable pasar, se quemaba por la parte de arriba, la zona nuestra que tenemos el lago de pesca también se quemó, pasó el río, y llegó al soto de Argayo", apunta la alcaldesa de Fabero todavía conmovida.

Posible contamiación del agua

El Ayuntamiento de Faberoademás ha pedido a los vecinos que no beban agua del grifo y señaló que el el suministro de agua corriente se ha interrumpido en las localidades de Lillo del Bierzo y Otero, ya que los cables que alimentan las bombas que abastecen a ambas poblaciones quedaron arrasados por las llamas.

“En Lillo estamos trabajando para solucionar el problema hoy mismo, aunque después habrá que ver cómo sale el agua”, adelantó la alcaldesa, que recordó que los coches con sistema de bombeo están llenando los depósitos de los vecinos de la población que así lo soliciten.

Por otro lado, el suministro eléctrico quedó interrumpido en el día de ayer en varias zonas de la localidad de Bárcena de la Abadía. Martínez avanzó que el Consistorio “ya trabaja para solventar ese problema”.