Leonoticias

«Parece que tenemos un volcán encima. Esto es horrible»

fotogalería

Imagen de una de las propiedades que se ha visto afectada en el municipio de Fabero. / César Sánchez

  • La alcaldesa de Fabero relata la virulencia de un incendio que «ha logrado acabar con Bárcena de la Abadía» donde durante horas fue imposible acceder | Con el fuego en la lejanía, urgen la presencia de refuerzos ante el temor de que un cambio en las rachas de viento reavive el fuego en esta zona

«Parece que tenemos un volcán encima». Son las palabras de desesperación de Mari Paz Martínez, alcaldesa de Fabero, que dan una idea de la virulencia del incendio que ha obligado al desalojo de más de 20 vecinos de tres municipios bercianos.

Un incendio que se originó en Bárcena de la Abadía, una localidad que se mantuvo en jaque durante varias horas y donde tres casas estuvieron a punto de arder. «El fuego se extendió muchísimo. Se dieron las condiciones idóneas para que lograse acabar con Bárcena. Es triste ver cómo ha quedado».

La alcaldesa relata con horror la imagen que arroja un pueblo que ahora ya ve con lejanía las llamas, cuyas huellas serán difícil de borrar. «Se siguen cayendo las piedras, la margen del río está quemada. Es una situación lamentable. Por un momento parecía que teníamos un volcán aquí encima».

«Por suerte se pudo controlar pero la gente ha vivido unas horas con mucho nerviosismo», continúa Mari Paz durante una conversación con leonoticias, donde reconoce que es «triste y lamentable ver ahora la zona».

El monte bajo y las fuertes rachas de viento han avivado el que ya se considera el peor fuego de este año en la provincia de León y que actualmente está amenazando a los municipios de Páramos del Sil, donde ya se han desalojado varios vecinos de Argayo, y de Peranzanes, donde se ha evacuado un barrio de la localidad de Fresnedelo.

Ahora Mari Paz confía en que pronto lleguen los refuerzos ante el temor además de que un cambio en las rachas de viento pueda avivar el incendio que afectó a esta localidad de Fabero, un municipio que en los últimos años se ha visto especialmente castigado por los incendios forestales.