Leonoticias

Astorga pide acabar con el peaje de la AP-71 por se un «tapón» para el desarrollo de la provincia

  • El grupo socialista lleva a pleno municipal una moción para acabar con la autopista León-Astorga argumentando los «desastrosos datos económicos y demográficos»

El Grupo Municipal Socialista de Astorga ha presentado para su debate en el pleno municipal una moción para acabar con el peaje de la AP- 71, autopista León-Astorga, peaje que es un agravio a todos los leoneses y un «tapón al desarrollo de la región».

En el texto, presentado por el concejal Tomás Alvarez, se recuerda que los socialistas ya propusieron en agosto de 2015 que el Gobierno Central rebajase el peaje actual y que la vía se incluyera en 2016 como desvío de vehículos pesados, petición rechazada entonces por el PP-PAL, y argumenta que «los desastrosos datos económicos y demográficos de la provincia en general son tan acusados que no cabe quedarse de brazos sin demandar lo que el territorio necesita, por lo que ahora se reclama la total gratuidad del tramo, en paridad con que el resto de los tramos de la vía».

«Sólo la adopción de políticas de estímulo puede romper la decadencia, y una medida muy importante debería la gratuidad de la AP-71, vía que en el estado actual significa un tapón al desarrollo de la zona», afirma Tomás Alvarez.

La AP 71, que empezó a funcionar, en 2002 con el objetivo de resolver los problemas de tráfico de la N-120, cuenta con un trazado de 37 kilómetros, y es el único tramo de la autopista del Camino de Santiago en el que se cobra peaje, un peaje disuasori. Se trata de una autopista, con una concesión de 55 años, «una condena de 55 años a todos los leoneses, y especialmente a quienes viven en las comarcas de León, Astorga y el valle del Órbigo», argumenta.

La Nacional 120 es un «tapón al desarrollo» por los innumerables pueblos que cruza y el elevado flujo de vehículos. El planteamiento de hacer la autopista para resolver este problema resultó un fracaso. Colapsada y llena de señales de circulación limitada, con controles reiterados de radar, esta vía parece estar preparada para que la gente «no circule», no para unir las dos ciudades y la vega del Órbigo, ni dar salida a los productos del polígono de Villadangos.

Más de 600 accidentes se han registrado en los últimos cinco años en la N-120 entre León y Astorga con la autopista vacía y con el peaje más caro de España, peaje que es además una auténtica ofensa.