Podemos aspira a liderar el próximo año un pacto «progresista y de cambio» en Castilla y León

El secretario general del Grupo Parlamentario Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández(D), ofrece una rueda de prensa acompañado por el representante de Podemos en Villaquilambre, Juanjo Moro (I)./
El secretario general del Grupo Parlamentario Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández(D), ofrece una rueda de prensa acompañado por el representante de Podemos en Villaquilambre, Juanjo Moro (I).

Pablo Fernández entiende que 2017 ha sido «el año de la pérdida» en el que el PP está condenando a la Comunidad al «languidecimiento»

ICALVillaquilambre

El secretario general de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, confirmó este viernes que la formación morada aspira a liderar el próximo año en la Comunidad «una revolución democrática» en la que se ponga a la ciudadanía en el centro de todas las políticas de la Junta. Para ello, Fernández aclaró que perseguirá liderar un pacto «progresista y de cambio».

A juicio de Fernández, el PP «se ha quedado solo» pese a contar en las cuestiones «nucleares» con «su alfombra naranja». Ante este hecho, desde Podemos se quiere encabezar el proceso que desemboque en un pacto «progresista y de cambio» en Castilla y León, insistió. Este acuerdo estaría basado en tres ejes principales, que serían la lucha contra la despoblación, un pacto fiscal para impulsar servicios públicos en el medio rural y, por último, un acuerdo marco para el empleo que permitiera poner fin a la precariedad laboral, así como un plan de choque para frenar la sangría de autónomos, que está siendo «arrasado» por las políticas del PP pese a ser un colectivo «indispensable» para el tejido económico de Castilla y León.

De cara al próximo año, desde Podemos también se insistió en la necesidad de impulsar el sector primario de la Comunidad, que tiene «un gran potencial» que, sin embargo, está siendo desaprovechado; además de que Fernández auguró que será un año «crucial» en la defensa de la sanidad pública, por lo que hizo un llamamiento a la ciudadanía para que acuda el próximo 20 de enero a la manifestación convocada en Valladolid.

El 2017 que está a punto de terminar ha sido en Castilla y León, según el responsable autonómico de Podemos, «el año de la pérdida», porque se ha perdido población, hasta 20.235 habitantes menos; de autónomos, ya que también cayó el número en 2.516 trabajadores; de cosechas, porque en un año «calamitoso» en lo climatológico, el PP ha «abandonado» al agricultor y a los ganaderos; de condiciones laborales, porque el 94 por ciento de los nuevos contratos son temporales; así como pérdida de jóvenes y de poder adquisitivo de los pensionistas.

Para Podemos, el PP está «condenando» a Castilla y León al «languidecimiento» y a su «extinción», lo que ha dado lugar a una Comunidad «descabezada» con Herrera al frente como «una especie de presidente» que ahora mismo está «ciego», y con Fernández Mañueco como «un lechuguino interesado en sacarse fotos», lamentó el líder de la formación morada en la Comunidad, quien confió en que 2018 pueda ser «el año de la siembra», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos