Leonoticias

La Plataforma en Defensa de la Sanidad asegura que «no hay motivos» para rechace la parcela ofrecida por Villaquilambre para el centro de salud

  • Consideran que esta ubicación reúne «todas las condiciones necesarias» y creen que es «un pretexto más para continuar con la demora»

La Plataforma Social en Defensa de la Sanidad Pública de León aseguran haber visitado Villaquilambre para conocer «en directo» la parcela que este Ayuntamiento ofrece a la Junta como lugar de emplazamiento del Centro de Salud «y constatar los motivos por lo que dicha parcela es rechazada».

Consideran que esta ubicación, colindante con el tanatorio, «reúne las condiciones técnicas suficientes» para colocar otro edificio de uso público. Asímismo, creen que la línea de Feve no puede considerarse como un «obstáculo, dado que existe un paso con barrera y las unidades de tren que circulan por esa vía son tan escasas que en la práctica no puede considerarse que interrumpan su travesía». «No debemos olvidar que nunca, y en ninguna localidad conocida, la existencia de una vía de tren de cercanías o de tranvía, ha supuesto un impedimento para la ubicación de los edificios de servicios», señalan esta plataforma.

Esta agrupación asegura que, en sus «investigaciones», no han encontrado nunca «antecedentes de que esa parcela resultase inundada ante crecidas del río, y es manifiesto y notorio la elevación que la parcela en cuestión tiene sobre las tierras más bajas y lejanas por donde transcurre el lecho del río».

En consecuencia, entienden que la actitud de la Junta de no aceptar esta parcela es «un pretexto dilatorio para continuar la demora, ya de diez años, para la construcción de este centro que ya ha sido proyectado, prometido y presupuestado, en 2,7 millones de euros, y nunca construido», sentencian.

«Las razones del escandaloso incumplimiento de la Junta no son otras que las políticas restrictivas y de ahorro que viene aplicando desde hace años en materia de sanidad, y habiendo elegido la Junta al vecindario de Villaquilambre como una víctima propiciatoria para ajustar las cuentas ante la implementación de políticas de recortes en salud», lamentan.