La Junta reconoce «cierta masificación» en el Camino de Santiago pero la desvincula de la agresión con lejía

Imagen del centro Camino de Santiago./
Imagen del centro Camino de Santiago.

Asegura que Educación trabaja desde hace meses en mejorar las instalaciones de dicho centro con el fin de alojar de la mejor manera posible a sus 730 alumnos

J.C.León

La Junta de Castilla y León ha reconocido este martes «cierta masificación» en el CEO Camino de Santiago pero discrepa del análisis realizado por la Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos del centro, quienes han vinculado la saturación del centro con la agresión sufrida por un menor con lejía en una de las aulas.

Desde el AMPA

«Desde la Junta de Castilla y León se considera que no existe relación causa-efecto entre el hecho de que el CEO Camino de Santiago de la Virgen del Camino sufra cierta masificación y la agresión sufrida recientemente por un joven», ha recordado la Junta en un comunicado de prensa.

Mientras, para el AMPA se trata de un hecho incuestionable este vínculo e incluso llega a hablar de incidentes previos por el excesivo contacto entre alumnos: «El patio es enano y no entran todos los niños, la biblioteca tiene que ser empleada como un aula porque no hay suficientes, los almacenes se usan como aulas por falta de espacio, cuando se castiga a un menor se le tiene que dejar en el despacho del director porque no hay otro sitio, aquí hay 15 ordenadores para 730 alumnos, una orientadora que sólo puede atender casos con enorme retraso y la presión entre los estudiantes es tremenda», se recordó.

Frente a esas afirmaciones Educación ha recordado que se trabaja en inversiones directas para ampliar el centro y aliviar así la carga de alumnos: «La Consejería de Educación trabaja desde hace meses en mejorar las instalaciones de dicho centro con el fin de alojar de la mejor manera posible a sus 730 alumnos. De esta manera, se están ampliando tres aulas y una de desdoble (más pequeña) por planta, en total son seis aulas y dos de desdoble. A su vez, se está instalando un núcleo de aseo por planta, para ambos sexos, incluido uno para discapacitados y, por último, se trabaja en la instalación de un ascensor».

Mientras la asociación de padres recuerda que lo realizado hasta la fecha por parte de la consejería de Educación sólo son «parches» a los problemas que periódicamente van apareciendo «en el centro en vez de ofrecer soluciones reales para todo el alumnado». En el caso del estudiante con síndrome de Asperger agredido recientemente, la directiva del AMPA denuncia que «la Junta solo ofrece como respuesta el traslado del chico a otro centro, cuando necesitamos soluciones globales para todo el alumnado».

La agresión sufrida con lejía por parte de un alumno que sufre síndrome de Asperger tuvo lugar el pasado 15 de marzo. Entonces tres alumnas del centro rociaron al joven provocándole lesiones en diversas partes del cuerpo, principalmente manos y cara.

Para la presidenta del AMPA, Ana Esperanza Pérez Álvarez, la agresión «no es casual ni mucho menos, es el efecto de una situación compleja en el centro, con una enorme saturación, con un centro con más de 700 alumnos y en el que se estudia hasta Secundaria. Se necesita una solución y la única realista es levantar un instituto para una zona de la provincia en pleno crecimiento. Siempre se nos ha dado largas, siempre se ha apostado por ampliar el colegio y la realidad es que esas ampliaciones no han solucionado un problema que es muy grave».

Contenido Patrocinado

Fotos