Educación garantiza a los padres del menor agredido con lejía «seguridad» en el aula

Imagen de las prendas del menor tras ser rociadas con lejía.

El consejero de Educación, Fernando Rey, y el director provincial de Educación, Jesús Víctor Díez Peña, se reúnen con los padres del joven que aún sigue recuperándose de sus lesiones oculares

J.C.León

El menor agredido con lejía por tres compañeras en el Centro Camino de Santiago, perteneciente a la localidad leonesa de La Virgen del Camino, tendrá un regreso «seguro» a las aulas.

Es el compromiso que en la jornada de ayer adquirieron tanto el consejero de Educación de la Junta, Fernando Rey, como el director provincial de Educación en León, Jesús Víctor Díez Peña, en una reunión mantenida con los padres del joven de 15 años que sufre síndrome de Asperger.

Los padres, que insisten en mantener su anonimato para evitar cualquier perjuicio al menor, calificaron el encuentro con los responsables de Educación como «cordial y cargado de humanidad».

En el transcurso de la reunión se garantizó que el joven podrá volver a cursar sus estudios «con total garantía» hasta la conclusión del actual curso docente. «Para nosotros ese aspecto es clave porque, como le hemos dicho al consejero, no se trata de un caso aislado sino que nuestro hijo venía sufriendo acoso desde hace meses por parte de las tres chicas», ha recordado uno de sus progenitores.

Respaldo absoluto

A la espera de que se concrete su retorno a las aulas el consejero de Educación ha trasladado a los padres el «respaldo absoluto» en el desarrollo educacional del joven al mismo tiempo que se esperará a que se concreten las resoluciones oportunas para decidir qué medidas se tomarán con las jóvenes acusadas por esta agresión.

El joven ya ha prestado declaración ante la Fiscalía mientras que se mantiene bajo tratamiento médico por lesiones en el globo ocular.

Para sus padres lo prioritario hoy es «que la recuperación sea completa y luego se analizará lo que haremos a nivel educativo. También hemos barajado la posibilidad de su traslado a otro centro, algo para lo que se nos han ofrecido todas las facilidades».

Expedientes

La agresión al menor tuvo lugar la pasada semana cuando tras el recreo en el Centro Camino de Santiago tres alumnas, según la denuncia presentada tanto por los padres del menor como por el propio centro, cubrieron con lejía el rostro y el cuerpo de su compañero.

Como consecuencia del efecto del elemento corrosivo el joven tuvo que ser trasladado al Hospital de León donde se le apreciaron lesiones «de importancia» en uno de sus ojos. El suceso ha conllevado la apertura de un expediente por parte de Educación así como un procedimiento judicial desde la Fiscalía de Menores.

Contenido Patrocinado

Fotos