Leonoticias

m

La mujer asesinada había vuelto a tener contacto con su agresor «por pena» al sufrir éste «una grave enfermedad»

vídeo

Juani y su marido, en una imagen del archivo familiar.

  • Consternación en La Virgen del Camino y «pena sin fin» por una familia con dos hijos | «Eran muy queridos por todos, es un drama», asegura el alcalde David Álvarez

A escasos metros del santuario de la Virgen del Camino, en la vivienda del número 34 de la calle Ponferrada, Juani Monge y Roberto Suárez Menéndez compartieron su vida durante casi tres décadas. Sus iniciales se hermanan en su fachada donde también son visibles sus nombres en una pequeña placa.

  • Tragedia en La Virgen

  • El agresor tenía orden de alejamiento y la Policía Local contactó con la víctima cinco horas antes

Tras la verja, en el patio aún cuelga la ropa de la colada. En ella, una camisa de varón. Quizá la muestra de que en los últimos días Roberto había regresado al domicilio familiar a pesar de que la pareja se encontraba en trámites de separación y sobre él pesaba una orden de alejamiento.

El cáncer que sufría este minero jubilado había empujado a Juani a regresar de Ávila donde residía desde hacía unas semanas con la hija del matrimonio. “Lo había hecho por pena”. Ese motivo y no otro le llevó a recuperar «cierta normalidad» en la relación.

Sin embargo, la tragedia tiñe esta vivienda unifamiliar. El precinto de la Guardia Civil y un reguero de sangre son este viernes las evidencias del brutal asesinato que tuvo lugar en la noche de este jueves. Roberto, de 60 años de edad, acababa a hachazos con la vida de su mujer, de 54, en el garaje para posteriormente acabar con su vida.

“Un vecino de la localidad alertó a varios compañeros del reguero de sangre que salía del garaje. Una vez allí nos alertaron de los hechos tras encontrase con los dos cadáveres”, señala el responsable de la Policía Local de Valverde de la Virgen.

Mensaje de tranquilidad

La situación de la pareja era conocida entre los vecinos sin embargo nada hacía presagiar esta tragedia. Es más, Juani, que interpuso una denuncia contra Roberto el pasado 12 de septiembre en la Comisaría de Ávila, contaba con la atención continua de la Policía Local de Valverde y la Guardia Civil de Armunia.

Sin embargo, el relato de sus últimas semanas había rebajado el nivel de riesgo de alto a no apreciado. Es más, durante su conversación con los agentes horas antes del brutal crimen, trasladó que se encontraba bien y que no existía problema alguno con Roberto. “Nos decía que estaba bien, que no tenía problemas”.

Sin embargo, horas después, su pareja acaba brutalmente con su vida, ante la incredulidad y la consternación de un pueblo entero que hoy recuerda a Juani, esa mujer amable y risueña, siempre dispuesta a ayudar que ha sido cruelmente asesinada por un hombre que reconocen que era especialmente celoso.

Era muy celoso pero no te imaginas este desenlace”, lamentaba un vecino, que recordaba a Juani como una “bella persona. Siempre la veías alegre”. Es más, los más allegados coinciden en señalar en que murió “por buena persona. A ella le dio pena la situación de su marido y regresó con él”.

Por su parte, la Policía Judicial mantiene abierta una investigación para esclarecer los hechos ocurridos en la tarde de este jueves 17 en una vivienda por la sinrazón y un nuevo episodio de la violencia machista.