•IU de San Andrés del Rabanedo lamenta la subida encubierta del IBI de un 3% en el municipio.

•Izquierda Unida denuncia a su vez que el equipo de gobierno del PSOE-PAL no sólo ha subido el IBI, sino también más de un 75% el precio del agua, y un 18% la tasa de basuras

LEONOTICIAS

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo lamenta que sean los vecinos y vecinas del municipio los que estén pagando «las consecuencias de la mala gestión y la enorme deuda que el PSOE ha dejado en este Ayuntamiento». Recientemente se ha procedido al cobro del IBI, que ha llegado con una subida del 3%. La subida de este impuesto no pudo realizarse en el Pleno, donde IU votó en contra, y por ello el equipo de Gobierno ha utilizado «la estrategia de solicitar una revisión catastral al Ministerio de Hacienda, la cual se ha llevado a cabo con el beneplácito del Señor Montoro, consiguiendo de esta manera una subida encubierta del IBI».

A ello hay que añadir, continúa la nota de prensa remitida por el grupo municipal, la subida del agua en más de un 75%, a pesar de las más de 2500 firmas de vecinos y vecinas de San Andrés en contra de esta medida, que Izquierda Unida recogió y presentó en el Ayuntamiento. Además la tasa de recogida de basuras ha subido también en unos 7 euros, mientras muchas calles y zonas del municipio «destacan por su nivel de suciedad, ante la falta de personal suficiente para mantener convenientemente limpias y adecentadas las vías y espacios públicos».

Para Izquierda Unida es inadmisible que el PSOE-PAL siga aumentando al máximo la presión contributiva a la ciudadanía de este Ayuntamiento, que «no tiene culpa ninguna de la gestión irresponsable y suicida que el PSOE ha aplicado durante 16 años, hasta dejar en 2011 una deuda de 72 millones de euros, y al municipio entre los 13 ayuntamientos de España con mayor riesgo de quiebra».

Desde Izquierda Unida siguen considerando que las personas deben estar antes que cualquier especulación económica, por lo que siempre se han opuesto a los planes de ajuste, y al rescate de bancos y autopistas con dinero público, mientras un número importante de la población pasa por condiciones difíciles. Por tanto contianuarán, dicen, exigiendo que deje de ser la ciudadanía de San Andrés la que pague «los platos rotos del despilfarro municipal».

Fotos