Leonoticias

IU de San Andrés consigue más de quinientas firmas en contra de la subida del 75% del coste del agua

  • Este grupo municipal reivindica que este servicio debe ser municipal, pues cubre sobradamente los gastos que supone y además deja beneficios

Izquierda Unida de San Andrés asegura estar recibiendo «muy buena acogida», superando las 500 firmas, en las mesas que ha colocado en puntos como el centro de Salud de Pinilla, el parque Gran Capitán o el Mercado de Trobajo para recabar apoyos «contra la subida del 75% del agua del PSOE-PAL» en el municipio, subida aprobada con la colaboración de PP, Ciudadanos y UPL. «Solo los 4 concejales de Izquierda Unida han votado en contra de la misma», añaden.

Este grupo municipal reivindica que este servicio debe ser «municipal, pues cubre sobradamente los gastos que supone y además deja beneficios». «El servicio de aguas de León dejaba un millón de euros al Ayuntamiento antes de su privatización. Tras su privatización solo nos dejan deudas», señala.

Izquierda Unida de San Andrés del Rabanedo asegura que ya tiene por encima de 500 firmas contra la subida del agua, de la que ha estado informando en las mesas y asambleas que ha organizado esta semana para «explicar las consecuencias que tiene para la ciudadanía esta subida del agua y las razones que han llevado a esta decisión política por parte del equipo de gobierno con el apoyo de los otros partidos políticos, excepto Izquierda Unida».

«Esta subida del 75% tiene su origen en el acuerdo alcanzado, en septiembre de 2010, entre el equipo de gobierno del PSOE, que presidía la Gancedo, y la empresa concesionaria. Este acuerdo, además de la subida, prolongaba otros 15 años la privatización del agua que en 1996 había hecho el PP», explican.

Izquierda Unida asegura que han denunciado este acuerdo, «motivo por el cual la alcaldesa se encuentra investigada por un presunto delito de prevaricación». Además, este grupo municipal ha pedido ante el Ayuntamiento su «nulidad, pues solo anulandolo se evitaría esta subida tan abusiva».

Por ello, apuestan por «remunicipalizar un bien esencial como es el agua». Para Izquierda Unida la gestión de este bien «esencial, tan escaso y valioso, solo puede ser realizada desde el servicio público y bajo control democrático de la ciudadanía».