Leonoticias

UPL celebra la licitación de las obras de la rotonda de Párroco Pablo Diez aunque lamenta su retraso

  • Los leonesistas se congratulan por el anuncio del inicio de estas obras aunque lamentan que lleguen «con un año de demora»

El grupo municipal de UPL celebra el anuncio realizado por la Junta de la licitación de las obras de la rotonda de Párroco Pablo Diez en su confluencia con las calles Príncipe y Antonio Vázquez Fernández, aunque lamenta que se vayan a realizar «con un año de retraso».

«Esta obra tan necesaria para el municipio es fruto del trabajo conjunto de los concejales de UPL en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Julio Álvaro González Rivo y Rosa María Fernández Velilla; y del procurador en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos. Gracias a esta colaboración, UPL pudo incluir en tiempo y forma este proyecto en forma de enmienda al Presupuesto autonómico para 2016», señalan desde la formación leonesistas.

Sin embargo, denuncian que desde el ejecutivo de Valladolid, «concretamente a través del Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñónez el pasado mes de febrero» se anunció el inicio de las obras para primavera de 2016. «Sin embargo habrá que esperar hasta el 20 de diciembre para que finalice la licitación, lo que significa que no será hasta la primavera de 2017 cuando empiecen las obras», añaden.

De todo esto UPL saca «dos conclusiones negativas y una positiva». «Lo malo es que, una vez más vemos que la Junta, cuando se trata de la región leonesa, no tiene prisa, teniendo que ser de nuevo los leonesistas los que tengamos que estar vigilantes para que la Junta cumpla sus obligaciones. En segundo lugar, este proyecto no será completo hasta que se realice la rotonda de la N-120 a la altura del Polígono Industrial de Trobajo del Camino y la Ronda Norte, aliviando el tráfico en Trobajo y Paraíso-Cantinas, una decisión que ha de tomarse desde Madrid», afirman.

El lado positivo para la UPL es que este tipo de acciones demuestran la «necesidad de que existan representantes leonesistas en las instituciones, ya que los representantes de los partidos mayoritarios no ponen interés en los problemas del ciudadano de a pie, viendo León como una 'categoría de la que ascender' para llegar a los parlamentos de Valladolid y Madrid, y no como una tierra repleta de necesidades a la que urgen soluciones inmediatas».