Leonoticias

La «catastrófica situación» de San Andrés obliga a los agentes sociales a buscar soluciones en la oposición

vídeo

Reunión mantenida entre PP y agentes sociales. / Inés Santos

  • Sindicatos, comité de empresa y personal mantienen una reunión con el Partido Popular denunciando que la mesa de negociación de los nuevos convenios del Plan de Ajuste tan solo es «una mesa de imposición»

Situación catastrófica en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo. A esa conclusión han llegado los sindicatos y el comité de empresa de los trabajadores tras la reunión mantenida con el Partido Popular del municipio.

La reducción de los salarios de hasta un 20 por ciento, la pérdida del complemento de productividad y la falta de una mesa de negociación como tal, son las protestas que desde el colectivo han trasladado a la oposición del equipo de gobierno.

Un total de 139 miembros del servicio de personal y 128 funcionarios son los que se ven afectados por las medidas que recogen los nuevos presupuestos, aprobados en soledad por el PSOE Y PAL-UL, partidos que gobiernan en el consistorio del alfoz.

El concejal popular, Gregorio Chamorro, ha reconocido la necesidad de aplicar un Plan de Ajuste que su propio partido aprobó pero que nunca debería de haber afectado a los trabajadores y a los ciudadanos y menos de forma tan brusca. El edil recuerda que el Plan era a 20 años por lo que «no se puede arreglar cosas de años de un año para otro».

El ex alcalde del tercer municipio de la provincia es consciente de la necesidad de regular el complemento de productividad para que sea «más objetivo» y esgrime que hay margen, a través de transferencias de crédito, para modificar el presupuesto. Lo que critica el edil es la imposición por parte del equipo de gobierno y la incapacidad de negociar. «Queremos ayudar, y estamos a la entera disposición para negociar. La mesa de negociación es informativa, solo vienen para decir lo que han decidido».

Chamorro sabe que la mesa de negociación tiene reuniones periódicas, que hay un debate abierto pero en esas reuniones «la decisión ya está tomada de antes, es una mesa de imposición y ese no es el camino, hay que negociar».

Comité de empresa y sindicatos: misma línea

Una línea similar se mantiene desde el comité de empresa, que piden a la alcaldesa de San Andrés negociar con los empleados antes de tomar otras medidas.

Nieves Tascón, representante de este colectivo, subraya la «pelea constante» que el equipo de gobierno vive con los trabajadores. «Adoptan una medida contra un trabajador y nunca lo negocian; nuestra única solución es acabar en los juzgados».

Comisiones Obreras, único sindicato que ha dado la cara ante los medios, ha recordado que ellos defenderán a los trabajadores y quieren dar luz a los empleados que se manifiestan cada miércoles por el nefasto plan que se está llevando a cabo.

Desde CCOO consideran que la situación es aún más preocupante en el personal laboral porque «van a presentar una oferta de empleo público», por lo que parte de ellos perderían sus puestos de trabajo.

El sindicato USO ha remitido una nota informando del por qué han decidido no asistir a esta reunión entre el Partido Popular y los representantes sociales. Éstos creen que no era el cauce correcto, ni las formas, para convocar esta reunión. Consideran que la situación «no es objeto de negociación política, es la supresión de un derecho» y directamente acudirán a vía judicial si es necesario.

La reunión, de más de una hora, ha servido para que la oposición presente una moción en el pleno indicando al equipo de gobierno la necesidad de una mesa de negociación real que busque una solución a la delicada situación que se vive en San Andrés.